Entrenamiento y calor.

Correr y altas temperaturas.

Estos meses son de condiciones climáticas complicadas para los que nos gusta el running y vivimos en la Región de Murcia. Tenemos que hacer encaje de bolillos para poder sacar un entreno con condiciones climáticas medio decentes. Eligiendo un horario que evite las temperaturas extremas, los 25º-30º no te los quita nadie. ¿Y qué podemos hacer?, pues adaptarnos.


1. Tenemos que preparar al cuerpo para esa deshidratación que va a sufrir debido a las altas temperaturas y a la humedad, el agua debe ser un básico, pero la alimentación rica en fruta de temporada y algún suplemento con sales minerales y recuperador pasará a ser un debe.
bottle-2032980_1920jpg

2. No forzar con la alta intensidad. Sabemos que en verano, el rendimiento desciende considerablemente debido al calor, no puedes pretender entrenar como en invierno. Tienes que tener en cuenta la termorregulación del cuerpo, básica para tu rendimiento. Si pecas en exceso, el entrenamiento de verano, te restará en el balance total de la temporada. Si aumentas unos 10´´/15´´ el ritmo/km de tu rendimiento habitual, no es que estés peor de forma, es que estás en peores condiciones climáticas.
watermelon-3469415_1920jpg

3. El enfriamiento es súper importante. Al igual que en el invierno el calentamiento cobra una importancia relativa, en el verano debemos considerar la vuelta a la calma como una parte clave del entrenamiento. No puedes finalizar de tu parte principal del entrenamiento y a casa. Desciende paulatinamente la intensidad del entrenamiento y deja a tu cuerpo que vuelva a la homeostasis (estado normal del cuerpo). Un claro ejemplo de esto podemos verlo cuando llegas a casa sin hacer una vuelta a la calma correcta de entrenar, te duchas y sigues sudando…claro, el cuerpo aún está en el entrenamiento, dale su tiempo para volver.

4. Sobre todo lo más importante es el sentido común, para ayudarte a mejorar elige a un profesional cualificado que sacará de ti lo mejor.

  running-3684873_1920jpg

¡Disfruta del verano!

Consejos para iniciar un entrenamiento para una carrera.

1º) Estar en forma para correr y no correr para estar en forma.

Es básico, antes de calzarnos unas zapatillas y salir a entrenar corriendo asegurarnos de que tenemos el nivel mínimo de condición física para evitar lesiones. Es por esto que es muy importante que hagamos un trabajo de fuerza general previo.

2º) Realizar entrenamientos de manera progresiva.

El volumen de kilómetros semanales debe ir creciendo de menos a más, evitando entrenamientos muy largos al principio que nos puedan producir sobrecargas musculares y articulares.

3º) Ajustar la intensidad de los entrenamientos.

Es necesario que nuestros entrenamientos iniciales no sean extenuantes, debemos controlar nuestro ritmo de carrera para que sea constante y mantenido, para así poder tener una base sólida con la que poder trabajar posteriormente. Para eso es importante trabajar por pulsaciones y no por ritmos de velocidad de carrera.

4º) El descanso es parte del entrenamiento.

Si eres principiante en este tipo de carreras, deja al menos un día de descanso entre un entrenamiento y otro, esto hará que puedas rendir mejor en la próxima salida.

5º) Trabaja el rango de movimiento y movilidad.

Si solo entrenas corriendo y omites otros ejercicios como la flexibilidad, podrá dar pie a futuras lesiones o sobrecargas que te impedirán disfrutar de tus entrenamientos y de la carrera. Lo ideal es que hagas movilidad antes del entrenamiento y flexibilidad después del mismo.